Chaise longue

¿Qué debo tener en cuenta al elegir un sofá?

La segunda decisión más importante al amueblar tu hogar, después de la elección del sistema de descanso, es sin lugar a duda la compra de tu sofá. 

Un elemento de vital importancia a la hora de diseñar tu salón es el tipo, la forma y las dimensiones que deberá tener tu sofá o conjuntos de sofás. La ubicación y las dimesiones de tu sofá te condicionará la colocación del resto de los elementos del mobiliario del salón, comedor, salita, despacho, ... y con especial importancia, la colocación del televisor.

Antes de decirte por un tipo u otro de sofá deberías de tener en cuenta una serie de aspectos importantes:

    • Espacio disponible. Es necesario saber del espacio que tenemos disponible en nuestra estancia para colocar nuestro sofá o conjuntos de sofás. Si es en una única pared, si es en dos paredes, si es medio del salón,... 
    • Distribución. En función del espacio disponible analizaremos que tipo de distribución nos va a satisfacer más nuestras necesidades: Sofá 3 o 2 plazas, tresillos, chaisse longue, rinconero, ...
    • Funcionalidades. Existen en el mercado distintos tipos de soluciones asociadas a la compra de un sofá. Podemos conseguir otro tipos de funcionalidades añadidas que si bien nos otorgarán un uso polivalente, normalmente nos suelen restar algo de confort. Sofás cama, sofás con compartimientos, sofás con masajes, con mesas anidadas, etc.
    • Utilización. Evidentemente no será lo mismo un sofá con un uso cotidiano a un sofá con un uso más esporádico. En el primer supuesto deberíamos primar más el confort y en el segundo la estética y/o funcionalidad.
    • Asientos necesarios.¿Cuantas personas harán uso asiduo de nuestro sofá? El número de plazas útiles para sentarnos debería ser igual al número de personas que de forma habitual hacen uso. En ocasiones recargamos las estancias con composiciones de sofás exageradamente grandes que nos privan de espacio vital y nos sobrecargan de manera desagradable nuestro espacio. Debemos olvidarnos de las necesidades puntuales generadas por las visitas de familiares y amigos y ser "egoistas" pensando en el devenir cotidiano.
  • Tipo de tapicería. El precio de nuestro sofá, chaisse longue, etc., vendrá determinado además por la calidad, fabricante y el modelo que elijamos, por el tipo de tapicería por la que nos decidamos. En el mercado actual los fabricantes suelen utilizar diferentes calidades de telas, pieles, sintéticos, etc..., clasificándolas en función de su calidad en diferentes series o escalas de precios. Si convivimos con niños o mascotas debemos saber que el sofá soportará mayor desgaste y que es muy desaconsejable el uso de telas de calidad bajas o uso de pieles. Para estos casos el uso de telas sintéticas tipo Courtisane o Rústikas, prolongarán de forma notable la vida de nuestro sofá aunque tengamos que pagar un poco más.
  • Colores o combinación de colores. Podemos elegir un tapizado único o una combinación de varios colores para nuestro sofá, mezclando lisos o estampados. Normalmente el uso de varios colores no afecta al precio si no cambiamos la serie (calidad) de las telas, pieles, etc. Para esta elección deberemos tener en cuenta el color de nuestro suelo, paredes, cortinas, tipo de luz, ...
  • Precios. El precio de un sofá como ya hemos anticipado anteriormente viene marcado por dos factores: el modelo y el tejido. Siempre será mejor invertir en un mejor sofá con una peor calidad de tela, que en un sofá más sencillo con una calidad de tela superior o piel. Normalmente cada fabricante suele tener modelos en distintas escalas de precios para abarcar el máximo tipo de clientes, por lo que podremos elegir según nuestro presupuesto si nos gusta un fabricante determinado.
  • Precios Ganga, liquidaciones totales, cierres inminentes. Debemos de huir de este tipo de ofertas pues nos saldrán caras. Un sofá no es un bien de consumo de corto plazo. Este tipo de ventas suelen ofrecer sofás de escasa calidad tanto en sus materiales como en las tapicerías y la vida útil es muy corta. Es mejor comprar un sofá de 3 plazas por 600 € que nos va a durar 10 años y que va a aportarnos un confort notable, a uno de 200 €, que nos lo vamos a tener que llevar nosotros, nos va a resultar muy incomodo (en cinco minutos uno no se hace a la idea de lo confortable que es un sofá) y que apenas nos durará entre 6 meses y 2 años.

www.decoromicasa.com

© 2020 All Rights Reserved. www.decoromicasa.com