Decorar de cero

Lo primero que debes tener en cuenta antes de comenzar a decorar cualquier estancia de tu hogar es tener en cuenta unos aspectos esenciales. Te recomendamos que te hagas unas preguntas básicas para entender el espacio que dispones y así acertar en la toma de decisiones.


A continuación podrás ver algunas de las consideraciones claves que tendrás que responder para conseguir construir unos espacios hermosos, funcionales y que se adapten a tu presupuesto.

1.- Planteamiento inicial de la decoración de tu hogar


Es importante tener este punto claro, ya que te hará avanzar en la toma de decisiones correctas para ganar en efectividad. Te marcamos a continuación los tres elementos básicos iniciales a tener presente:

...


* ¿De dónde partimos? ¿Disponemos de espacios ya reformados o queremos realizar una reforma con cambio en suelos, puertas, ventanas, ...?

* ¿Qué tipo de funcionalidad queremos para cada espacio? Dormitorio de matrimonio, habitación juvenil, despacho o sala de estudios, salón, sala de estar, gimnasio,

* ¿Qué estilo nos gusta? Moderno, clásico, colonial, rústico, nórdico, vintage, decoración industrial, minimalista...


2.-¿Empiezas de cero o quieres hacer una renovación de espacios concretos con cambios de estilo?


La situación inicial de cualquier instancia a decorar es muy importante. Si nuestra estancia no está en buenas condiciones, es imprescindible atacar cualquier tipo de reparación antes de amueblar o decorar nuestras paredes para no tenerlo que hacerlo más tarde que será mucho más complicado.


Para construir un espacio con el máximo confort y funcionalidad pondremos en valor si es conveniente cambiar las ventanas o puertas para mejorar la eficiencia energética, modificar la posición de elementos de climatización, la posición de enchufes y llaves de la luz, la instalación de cableado de red si no disponemos, etc.


Todo esto es muy conveniente para conseguir un resultado final que nos aporte el mayor bienestar posible tras la reforma.


3. ¿Quiero mantener algún elemento anterior?


Muchas veces disponemos de algún elemento decorativo del que no nos queremos desprender por su valor sentimental y que deseamos mantener. Por ejemplo, ese armario o cómoda herencia de algún familiar querido, esas vigas en el techo que hemos disimulado bajando el techo con pladur anteriormente, pero que al igual es el momento de recuperar pintándolas de algún color que nos resalte su presencia y eliminar el pladur del techo que las tapaba, ...


En este punto también podemos mirar de reciclar algunos de esos elementos que nos gustan, sin embargo, su estado actual dista mucho del esplendor original. Por ejemplo, barnizar, decapar, pintar un mueble, hacer una limpieza a fondo de esa vieja alfombra. 

decoración piso


4.-¿Qué quiero eliminar?


Por otro lado existen otro tipo de elementos que no vamos a querer mantener y que podemos eliminar. Por ejemplo, esas cornisas en el techo que ya nos hemos cansado, ese mueble empotrado de obra que ocupa media estancia y ha quedado muy desfasado, ...


5.- ¿Quién o quienes van a usar cada espacio y que funcionalidad le vamos a dar?


Depende quien o quienes vayan a utilizar cada espacio tendrá unas necesidades específicas que tendremos que considerar según su uso específico. Por ejemplo si pensamos en una habitación juvenil para un niño o niña, seguramente además de la cama y el armario, necesitaremos un espacio determinado para un escritorio. Mientras si vamos a decorar una habitación de matrimonio, para la cama necesitaremos más espacio y en cambio no suele ser necesario colocar un escritorio.


También podemos valorar espacios de uso híbrido. Por ejemplo, una habitación de estudio con cama auxiliar plegable para uso esporádico como habitación de invitados.


También es importante tener presente que si vamos a emplear un espacio para niños y adolescentes utilizar materiales más resistentes como por ejemplo, melaminas de alta calidad mucho más resistentes que muebles lacados o maderas barnizadas.


6.- Decoración textil e iluminación


Los elementos textiles le dan un punto muy particular a cualquier decoración en un espacio determinado. Dado que podemos buscar más neutralidad en las tonalidades de nuestros muebles, podemos jugar después con ropa de cama, cortinas, alfombras, ... Para acabar de dar el punto de contraste. Estos elementos son mucho más fácil y económicos a la hora de modificaciones futuras.


También el tipo de cortina que pongamos nos permitirá ganar mayor luminosidad o reducir si hay exceso o buscamos mayor privacidad en el espacio que estamos decorando.


Los tipos y colores de los tejidos de nuestras sillas, sofás y butacas también nos pueden proporcionar un acabado final brillante si lo combinamos con cortinas y alfombras. Aquí os animamos al uso de cojines tanto para tapicería como para camas que le dan un punto muy chic al espacio.


Es muy importante el uso de la luz para crear ambientes específicos. La luminosidad o la falta de ella, te proporcionará generar espacios íntimos o abiertos. Para ello dispones de luz natural o artificial directa o indirecta. También el uso de espejos muy recomendables para ganar luminosidad en espacios interiores más oscuros.

Decoración textil


7.- Colores en el hogar


En espacios pequeños es recomendable el uso de colores fríos para paredes para conseguir mayor profundidad y sensación de amplitud. Todo lo contrario en espacios grandes y con techos altos, aquí podremos usar tonalidades más cálidas y subidas para hacerlos más acogedores.


Como hemos comentado anteriormente, es más sencillo cambiar la decoración textil o el color de una pared que el acabado de los muebles, mucho más costosos. Por lo que para estos últimos, es recomendable el uso de tonalidades más neutras que nos abra el abanico de opciones de combinación con el color o revestimiento de nuestras paredes y cortinas, alfombras, ropa de cama, ...


8.- Elegir el estilo


Es recomendable seguir una línea de estilo uniforme en todo nuestro hogar. Por ejemplo, si hacemos una decoración de un salón clásica con muebles de estilo colonial, sería aconsejable continuar con el mismo estilo el resto de estancias del hogar. No tendría demasiado sentido entrar en una habitación moderna y vanguardista o de temática industrial por poner un ejemplo.


Te aconsejamos que elijas el estilo que más te guste y a partir de ahí elijas los elementos decorativos acordes en las distintas estancias.


Para finalizar piensa en ti y en tus seres queridos. Sé egoísta, si no necesitas una cama auxiliar y ponerla te ocupa demasiado espacio en una habitación no la pongas. Si sois 4 en casa y tu salón solo te permite un sofá para 4 personas, no pongas uno más grande si te va a ocupar un espacio desorbitado. Amuebla reflexionando en 360 días al año, no pienses en 5 días por si viene alguien...