Cómo ahorrar al comprar un mueble

¿Qué elijo, melamina o chapa de madera?

melamina o chapa

En el mercado actual existen infinidad de fabricantes que nos ofrecen un amplio surtido de productos y colores. El 95% del producto es similar de un ofertante a otro. Por lo tanto, en las siguientes líneas vamos a descubrir las claves para saber elegir qué producto nos va a dar mejor resultado en función de su utilidad. Vamos a ver que en función de la finalidad del mueble podremos elegir una opcion u otra evitando prejuicios.

Antes de nada, nos gustaría acabar con el siguiente mito: Ni todas las melaminas son malas ni todas las chapas de madera son excelentes. Un error habitual que suele cometer un cliente inexperto es pensar que al elegir un mueble en chapa de madera o macizo estamos adquiriendo un mueble más fuerte y resistente que si optamos por un sintético melamínico o similar. Vamos a poner un ejemplo que nos ilustrará perfectamente esta idea:

Vamos a suponer que un ser querido nos desea regalar un ramo de flores. Puede optar por dos caminos diferentes: comprarnos un hermoso ramo de flores naturales o buscar en el mercado un ramo de flores sintéticas (normalmente elementos plásticos). Pues bien, lo más normal es que el impacto a nuestros sentidos: visual, táctil, olfativo sea mucho más agradable la opción natural, pese a que en el mercado podríamos encontrar verdaderas obras de arte que imiten a la perfección la naturaleza. Pero, ¿Qué opción será más duradera? Está claro, el sintético ya que un ramo de flores naturales es mucho más delicado y nos durará poco más de una semana. La moraleja de este ejemplo es la siguiente. Si buscamos poseer una pequeña obra de arte de la naturaleza en nuestro hogar, elegiremos una chapa de madera o un macizo. Si por otro lado priorizamos la resistencia, nos decantaremos por una opción sintética, normalmente más barata y que nos evitará muchos disgustos en el futuro.

Cabe resaltar en este punto, que existen verdaderas obras de arte sintéticas que imitan a la perfección las chapas naturales. Evidentemente nunca llegarán al extremo de poder compararse, pero que nos pueden proporcionar un resultado excelente en cuanto a belleza y durabilidad y por supuesto en ahorro para nuestro bolsillo. En breve publicaremos un nuevo artículo donde comentaremos qué debemos tener en cuenta a la hora de elegir un mueble sintético. Allí os explicaremos los trucos que debéis emplear para saber distinguir las diferentes calidades.

Volviendo al tema del artículo, ¿Qué elegir madera o melamina? Pues depende, si queremos amueblar un juvenil, infantil o despacho no profesional, os recomendaríamos un sintético de buena calidad que nos va a proporcionar mayor resistencia y nos va a evitar muchos disgustos por golpes y rayadas. Y a la vez, nos va a costar bastante menos dinero. Si por otro lado primamos la belleza de las chapas naturales y el precio no nos importa, evidentemente una chapa natural o macizo nos otorgará un impacto visual sin comparación. Eso sí, debemos ser conscientes que una chapa natural o lacada va a ser mucho más delicada y que vamos a tener que extremar los cuidados tanto en su uso como en su limpieza.

Es muy aconsejable ser asesorado de los cuidados que debemos tener con cada producto y qué tipo de sustancias debemos usar para su limpieza y cuidado. Siempre podremos usar productos más agresivos con los sintéticos que con las chapas naturales. Que un niño nos ponga una pegatina o nos pinte el mueble siempre es mucho más aconsejable que sea en una buena melamina que no en un lacado o madera natural.

www.decoromicasa.com

 

Escaparates recomendados

diaz abellán

escaparate

escaparate

SDO

 

Simulaciones en 3D gratis

 

banner dekotipo

 

Compartir en Menéame
Compartir en Tuenti
Compartir en Digg it!
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Cabozo